lunes, abril 21, 2008

de vez en vez

el burrito de arcilla se convirtió en uno de carne y hueso tamaño miniatura que arrastraba una tabla con rueditas que de repente cargaba a mi madre e impedía que el camino empedrado le lastimara los pies.

la gente en el comedor alguna vez intentó robar al burrito su tabla y el juego de cartas con el mis padres solían entretenerse de vez en vez.

Posted by teie @ 9:22 a. m.