viernes, agosto 18, 2006

En attendant Godot

Lo peor de la realidad es que se nos ha permitido imaginarnos algo mejor. Pero siempre vendrá alguna catástrofe natural, guerra, asamblea permanente o una mujer a recordarnos cómo es.

Godot nunca llegó. Y parece que a nadie le importa.

Pero no piensen mal.

Posted by teie @ 12:54 p. m.