sábado, febrero 26, 2005

Paganos



Ayer un grupo enorme de cinéfilos de todas las edades se abarrotó en el Salón 21 para presenciar lo que sería el concierto de Emir Kusturica y The No Smoking Orchestra. A las 2130 la fila para entrar al recinto parecía interminable y eso que el lugar estaba ya casi repleto. Había mucha gente sin boleto, tratando de conseguir algo en reventa cuya oferta inicial estaba en los $1000 pesos (que obviamente habían de ser sujetos a regateo).


Entramos poco antes de las 10, habríamos de buscar un lugar en la periferia pues el centro del salón estaba abarrotado. A las 2220, se apagan las luces. Salen el bataco y el bajista seguidos de Kusturica y su guitarra y el resto de la banda(percusionista, tuba, otra guitarra, un saxofón, violín, un vocal y un acordeón). Al ver esta alineación me di cuenta que esto no iba a ser algo normal. Kusturica saluda y comienza el tema principal de "Underground".

Al primer compás el público se desborda, la mágia comienza a fluir. Éramos parte de las escena más caóticas de "Underground", "La vida es un milagro", "Gato negro - gato blanco". El lugar está lleno de notas paganas, aquellas que el mismo Kusturica sabe que son las que acercan a nustras culturas. Y qué lástima que el concierto no fue en un lugar abierto con entrada libre.

En algún momento por mi mente cruzó la idea de que la NSO no está tan alejada de agrupaciones locales como Banda el Recodo, lo que vimos ayer no es algo exclusivo y exótico, es parte de nuestra cotidianidad. Y hasta cierto punto parece hipócrita reservar esto como un evento "nice" para intelectualoides. Existen algunas diferencias importantes entre la NSO y lo local aunque me parece que no opacan lo que digo.Básicamente son que nunca vemos un espectáculo de la mano de uno de los mejores cineastas que jamás ha existido y por lo tanto la música de Kusturica está enormemente cargada de imágenes y sentimientos complejos.

Kusturica considera su cine como un complemento escénico del Realismo Mágico latinoamericano. Fue maravilloso por un momento poder ser testigos y a la vez protagonistas de la magia hecha realidad.

Posted by teie @ 11:43 a. m.